Click acá para ir directamente al contenido
  • Innovación
  • 16 de noviembre 2020

Startup de chilenos en NY acerca la inteligencia artificial al arte

La herramienta Runway ML permite a artistas usar modelos de IA sin ser expertos. Sus creadores cuentan cómo funciona esta invención y por qué no están en Silicon Valley.

Cristóbal Valenzuela estudió ingeniería comercial pero su interés está la intersección entre el arte y la tecnología. En 2012 su obra “Regresión” estuvo entre las premiadas del Concurso Matilde Pérez Arte y Tecnología Digitales, en la que conectaba una máquina de escribir con una proyección de video. En 2016, creó una instalación en la que se podían insertar pájaros en una proyección usando mensajes de texto del celular.

Luego sería cautivado por la inteligencia artificial. “Me interesó explorar un campo que todavía no había sido muy explorado. Hay mucho desarrollo en muchas áreas de otras industrias, pero poco en términos de contenido audiovisual”, dice Valenzuela, que se fue a estudiar sobre el tema a la Universidad de Nueva York en 2016.

“Tenía una inquietud por tratar de entender el futuro de los medios, de herramientas creativas, y hacer herramientas con las cuales los artistas puedan trabajar”, dice. Así nació Runway ML, un software que permite jugar con diversos modelos de inteligencia artificial sin necesidad de ser un programador de elite.

- ¿Qué hace Runway?
- Lo que hace es que permite que creadores de cualquier tipo que trabajen con video, con imágenes, texto, música y sonido, y puedan utilizar algoritmos de inteligencia artificial de una manera muy simple e intuitiva. Estos algoritmos están disponibles en plataformas más técnicas, pero nosotros las dejamos disponibles a creativos sin necesidad de saber la parte técnica.

Runway (pasarela) tomó su nombre porque era “una plataforma donde corren modelos” aunque en aquí son de inteligencia artificial. Comenzó como un proyecto cuando Valenzuela era estudiante de magister en la Universidad de Nueva York, donde se sumaron Alejandro Matamala que también es chileno y Anastasis Germanidis. La primera versión del software fue lanzada en junio de 2019.

“Antes era una plataforma que había que descargar. Ahora también es web, así que lo puedes usar a través del browser, simplemente pones un link y tienes acceso a todos estos modelos para hacer este tipo de transformaciones con inteligencia artificial”, explica Valenzuela, actual CEO de la compañía.

- ¿Necesito tener capacidades especiales en mi PC?
- No, esa es la gracia, no necesitas tener ninguna capacidad técnica ni tarjeta gráfica especial. Todo es cloud. Desde entrenar modelos, puedes customizar tus propios modelos y entrenarlos, hasta ocuparlos en tiempo real. Todo pasa en la nube.

- ¿De dónde salen los modelos disponibles en Runway?
- Hay una plataforma open source en que cualquier investigador o desarrollador puede incluir modelos dentro de Runway. Tenemos un SDK, una librería en Python que te permite agregar cualquier modelo que estés desarrollando. El desarrollo de la inteligencia artificial ha sido sustentada en gran parte con desarrollos open source, entonces hay muchos modelos que están libres. El problema de esos modelos y esos algoritmos es que son súper complejos de implementar y utilizar si es que no tienes el software y hardware adecuado. Lo que nosotros hacemos es simplificar ese proceso.

Diversidad y usos inesperados

La plataforma ya tiene más de 50.000 usuarios alrededor del mundo, según señala Valenzuela, incluyendo varias universidades que la utilizan para hacer clases a estudiantes de diseño, arquitectura y otras disciplinas.

- ¿Hay proyectos que estén usando Runway que te hayan llamado la atención?
- Hay varios, hay un diseñador de zapatillas en New Balance que lo está ocupando dentro de sus procesos de diseño. Hay un algoritmo dentro de la plataforma que te permite generar imágenes fotorrealísticas. Entrenas al algoritmo en una base de datos, por ejemplo fotos de zapatillas, y el algoritmo aprende las composiciones, los patrones y las características principales de esas imágenes. Después el algoritmo es capaz de generar imágenes que se parecen a las de la base de datos, pero que son totalmente sintéticas, generadas por el algoritmo. Este diseñador ocupó esas capacidades del algoritmo para generar zapatillas. Nos tomó por sorpresa, no pensamos que esos modelos se podrían usar para diseñar o construir zapatillas, o ropa, o moda en general.

Hay otro de un grupo de música, Yacht, que estuvo nominado al Grammy hace poco. Ellos crearon su álbum, sus canciones y los videoclip con modelos de inteligencia artificial. Tenemos un modelo al que le entregas una base de datos con todos tus escritos y aprende tu estilo, características principales, el formato y después puede escribir como tú. Ellos hicieron eso con sus canciones, le entregaron al algoritmo las canciones que habían escrito y el algoritmo generó canciones nuevas, y después ellos las tocaron.

- Hay una cita en el blog que escribieron en Medium sobre esta banda que me llamó la atención, que decía, “no sabemos cuál es la forma incorrecta de hacer las cosas. Pruebas a fuerza bruta y terminas haciendo cosas que un programador entrenado no pensaría”.
- Esa es básicamente la razón por la que estamos construyendo Runway. Queremos que estas tecnologías sean accesibles y fáciles de usar para un mayor grupo de usuarios y gente creativa. Esta tecnología revolucionaria está cambiando la industria en millones de lugares. Bueno, ¿qué pasa si la ve un músico, un poeta, un artista, un periodista, un cineasta? ¿Qué pasa cuando pones a trabajar de manera conjunta a un músico con un modelo de inteligencia artificial, qué tipo de interacciones van a salir?

"Porque como ingenieros y creadores de los algoritmos puedes tener algunas ideas de cómo va a funcionar, pero en el momento en que la pongo en las manos de más gente van a suceder millones de cosas que nunca había pensado. Creo que esa es la riqueza y la diversidad que es necesaria en toda nueva tecnología".

Chilenos en Nueva York

- ¿Cómo ha sido armar una empresa fuera de Silicon Valley, que es donde se van todas las empresas tech?
- Ha sido desafiante, nunca había hecho algo así antes, así que es un proceso de harto aprendizaje. Nueva York no tiene quizás el bagage o la historia que tiene Silicon Valley, pero muchos de los inversionistas tienen oficinas en los dos lados. Lo que tiene Nueva York que no tiene Silicon Valley es que hay mucha diversidad cultural y de pensamiento, que es difícil de encontrar en otros lugares. Sobre todo en un proyecto que involucra arte y que está trabajando muy cerca de la industria de los medios y la creatividad, Nueva York es el hub de ese tipo de industria.

- ¿Cómo se proyectan hacia adelante?
- Estamos evolucionando la plataforma. Hemos recibido mucho feedback de la gente que está la usando, ahora queremos llevarlo a la fase siguiente y hacer que más gente y más creativos puedan seguir utilizando Runway. Eso significa trabajar con mejores investigadores, creando mejores interfaces, haciéndolo aún más accesible y más fácil de usar. Así que todo lo que estamos haciendo es para hacer realidad esa visión de que probablemente el software del futuro, el Photoshop o el Premiere, estos softwares de creación de contenido audiovisual van a estar 100% potenciados y centrados en modelos de inteligencia artificial y nosotros estamos tratando de crear esas herramientas.

Las3Claves del arte y la inteligencia artificial: Creo que lo primero es iterar. Estamos en un momento clave del futuro de las industrias creativas, cómo el cine la tv, el periodismo, la radio y muchos medios van a funcionar. Lo primero es tener la disponibilidad de iterar, a darle vuelta a las cosas y aprender de esas cosas lo más posible porque es una tecnología muy nueva y necesitamos escuchar de todos.

Lo segundo creo que es aprender de la mayor cantidad de personas posibles, estar dispuesto a escuchar a la mayor cantidad de puntos de vista posibles. Va muy de cerca con la idea de iterar, pero cuando uno crea una tecnología tan transformativa es necesario tratar desde el principio entender cómo esto va a afectar a muchas profesiones y el futuro de muchos profesionales, por lo tanto escuchar siempre se vuelve relevante y ayuda a crear un buen producto.

Lo tercero es que es bueno ir de a poco, empezar con pequeñas cosas y escalar. Es fácil pensar en crear una plataforma o un producto que haga todo de una, pero en general es muy difícil porque uno tiene recursos limitados en un principio y lo que tiene más sentido es probar, iterar y aprender de a poco y tomarse esos pequeños momentos para reflexionar una vez que ya has iterado.