Click acá para ir directamente al contenido
  • Innovación
  • 17 de febrero 2021

Coralys, la aplicación que utiliza Inteligencia artificial en terapias y ejercicios de forma remota

Coralys Fit obtuvo una mención de honor en el concurso global de innovación de aplicaciones ‘Huawei HMS 2020’.

Cristian Agurto

¿Cómo hacer ejercicios y terapia de recuperación, sin salir de la casa? Hay una empresa de telemedicina que utiliza inteligencia artificial para mantenerse activos de forma remota. Se trata de Coralys, cuya aplicación móvil puede detectar puntos en la estructura corporal y sugerir al usuario la manera correcta de ejecutar los esfuerzos.

Su historia parte en 2016 a través de una colaboración con el Instituto Teletón. Ahí desarrollaron Coralys Health, un servicio terapéutico a distancia que permite tratar afecciones músculo esqueléticas y trastornos neurológicos. Años más tarde aplicaron la misma tecnología en el desarrollo de Coralys Fit, una aplicación orientada al ejercicio.

En diciembre del 2020 obtuvieron una mención de honor en el ‘Huawei HMS 2020’, concurso global de innovación de aplicaciones realizado por el gigante chino. Actualmente están presentes en 20 países de Latinoamérica y desde su lanzamiento registran más de 35 mil descargas en las tres principales tiendas digitales, según detalla Rafael Godoy, Brand Manager de Coralys a Las3Claves.

Inteligencia y registro

Coralia es el nombre de la coach virtual, su trabajo consiste en entregar un feedback en tiempo real y permite saber, por ejemplo, si se deben levantar más los brazos o corregir una postura. Para esto utiliza reconocimiento biométrico de alta precisión a través de la cámara frontal del celular.

“Coralia reconoce puntos en tu estructura corporal e identifica si son brazos, piernas o una cabeza. Al recibir la imagen entrega una respuesta en base a tu postura versus la que deberías tener. Si está correcto el algoritmo entrega un check, si no, entrega un feedback y corrige”, explica Godoy.

Además de la inteligencia aplicada al reconocimiento, también utilizan machine learning para el aprendizaje y las recomendaciones que la app sugiere en torno a la evolución del usuario. Estas características brindan una mayor precisión al determinar las condiciones físicas del usuario, pues según Godoy la aplicación “te ve haciendo el ejercicio”.

“Utilizamos machine learning en el reconocimiento, sugerencia y evolución de las rutinas. Hay muchas aplicaciones que entregan estimaciones en base de nada. Hacen un cálculo promedio de la cantidad de calorías que se pierden al hacer cierto ejercicio y ese es el dato que entregan”, cuenta Godoy.

Esto supone una ventaja en comparación a otras aplicaciones, pero también puede convertirse en una limitante. Para su correcto funcionamiento es necesario contar con un dispositivo capaz de soportar esta tecnología, algo que no se consigue con dispositivos antiguos o de gama baja.

“Llevarla al masivo es complejo, porque hay requerimientos que no podemos sustituir de ninguna manera. Se debe considerar que no estás frente de un video que tienes que seguir, estás en frente de un coach digital, una inteligencia capaz de reconocerte y corregirte. Eso requiere cierto nivel de software y hardware”, dice Godoy.

Sustento médico

La instalación de aplicaciones Fitness se dispararon un 67% con la llegada de la pandemia, pero este aumento también trae consigo lesiones debido a errónea ejecución de las rutinas. El equipo de Coralys asegura que los ejercicios desarrollados se adaptan a las condiciones de los usuarios, distanciándose de quienes buscan conseguir “el cuerpo perfecto”.

Esto los llevó incluso a desarrollar el plan “Recupérate”, una serie de rutinas con un enfoque aeróbico que busca recuperar la capacidad pulmonar y muscular de quienes se enfermaron de Covid-19.

Para esto cuentan con el apoyo de médicos que aportan directamente en el desarrollo de la aplicación. Los profesionales están constantemente “probando y monitoreando la aplicación para asegurarse de que sea apta, todos los ejercicios son revisados por ellos en temas de intensidad y postura”, precisa Godoy.

Esta supervisión es aún más directa en la versión para terapias, pues los profesionales de la salud actúan como un segundo filtro que entrega un feedback posterior al de la aplicación. “Coralys Health apoya los sistemas de kinesiología, mas no es un sustituto. En toda empresa de software o de inteligencia artificial lo ideal es que siempre exista supervisión humana de vez en cuando”, señala Godoy.

Protección de datos

Las imágenes y datos personales de los usuarios son fundamentales para que el algoritmo pueda hacer el reconocimiento de manera efectiva. Desde el equipo Coralys aseguran contar con una política de privacidad que garantiza la eliminación de las imágenes segundos después de ser reconocidas por el algoritmo. Aunque acotan que en el caso de Coralys Health, algunas imágenes del usuario quedan registradas para el posterior visionado de los médicos.

“Nos hemos dado cuenta que a mucha gente le puede afectar entregar sus datos, eso es algo entendible. Por eso se nos ocurrió implementar un sistema en el que puedes probar las rutinas y luego decidir si quieres introducir tus datos”, aclara Godoy.

“Nuestra política de privacidad es bastante clara. Toda la información utilizada es para la empresa y para el proceso de aplicación de machine learning. Todas las imágenes captadas son eliminadas en el momento en que se hace la comparación de la postura”, finaliza.